El contendiente boricua Janiel Rivera llegó la mañana de este martes a tierras aztecas para enfrentar al local Adrián "Confesor" Hernández por el título mundial minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) este sábado en Huixquilucan, Estado de México; en velada que podrá ser vista en todo el país y el sur de los Estados Unidos por las pantallas de Televisa Deportes.

Rivera, también conocido como "Pototto"; hizo su arribo acompañado de su entrenador, quien al igual que su apoderado Miguel Cotto confía en que su pupilo se llevará el triunfo a Puerto Rico, acabando con la sequía de resultados por la que atraviesa una de las más grandes potencias del boxeo mundial.

"Ya conocía México, aunque no la capital; es un lugar impresionante. Tengo buenas referencias del boxeo mexicano, son grandes guerreros igual que nosotros; Hernández es el campeón por méritos propios y yo vengo a escribir mi propia historia quye empieza este sábado cuando gane el campeonato del mundo como visitante".

"Confío en que la afición mexicana sepa reconocer mi superioridad, pues cuando vean que voy a pasa por encima de Hernández no van a poder hacer otra cosa, en todo el mundo la gente sabe reconocer al ganador de una pelea y quiero llevarme el reconocimiento de los mexicanos como un legítimo campeón", finalizó antes de instalarse en el hotel sede.

Para este miércoles está programada la rueda de prensa con los protagonistas de la velada "Furia en Huixquilucan" que organizan Promociones del Pueblo y el empresario Salvador Briman; la cita es al filo del mediodía en el Royal Yak Casino del Hipódromo; donde se darán a conocer los pormenores de la velada que este 8 de febrero hará vibrar nuevamente las pantallas con "Sábados de Box".