Por Ernesto Castellanos /ESTO

Varios reporteros rodearon ayer a Jhonny González, campeón mundial pluma del WBC, en el Gimnasio Romanza. El monarca de las 126 libras mostró su enojo al comentar la noticia de que el peleador jalisciense planea hacer una contienda a diez asaltos, “de preparación”, antes de tomar la revancha con el noqueador capitalino.

“Si había alguna duda de que Mares me tiene miedo, están totalmente despejados. Yo esperaba que anunciaran cuándo peleaba Abner conmigo, pero salen con otra cosa. ¿De preparación para qué? Muchas personas dudan de que en verdad resultó lesionado en un entrenamiento y tiró la pelea conmigo”.

Los entrenadores de Jhonny reforzaban sus  palabras, y aportaban datos “Me dicen que Abner vino a México a hacerle al cuento. Que se presentó a entrenar a un gimnasio, pero hacía cualquier cosa y se iba. A un peleador le dijo que iba a boxear con él y nunca lo hizo.

“Yo le pido a Maes que se defina. No es posible que vaya a hacer un combate de preparación dentro de dos meses y salga que después va conmigo. No le veo seriedad”

El equipo de Jhonny le decía que es factible que Mares le tenga miedo porque hasta antes del encuentro entre ellos, el jalisciense no había probado la verdadera dinamita, nadie lo había noqueado como lo hizo González Vera.

“Hay peleadores  que pierden por nocaut como Abner perdió conmigo, y es cuando conocen el miedo. Aquí debe estar sucediendo lo mismo”, señaló Jhonny, conocido por ser un depredador del ring, capaz de ganar un pleito de un solo golpe.